Volver al sitio

EMV Contactless en el transporte: la tarjeta de pago como billete electrónico

La tarjeta de pago permite la compra, el pago, la validación del billete y el acceso al medio de transporte.

EMV son las siglas de Europay, MasterCard y VISA, y representa una norma mundialmente reconocida para el uso de tarjetas inteligentes, terminales de punto de venta y cajeros automáticos para autentificar las transacciones con tarjetas de crédito y débito basadas en chip. EMV establece las reglas que permiten que la tarjeta inteligente y el terminal de pago interactúen entre sí.  

Esta tecnología se introdujo principalmente para: 

  • Garantizar la seguridad durante el pago
  • Reducir el fraude
  • Gestionar un número creciente de transacciones. 
  • Las transacciones también pueden aprobarse de manera offline, ahorrando tiempo y dinero.
  • Crear interoperabilidad entre bancos y circuitos de pago. 

Garantizar la seguridad y la compatibilidad de las tarjetas de pago en todo el mundo.

La tecnología EMV contactless en el mundo del transporte permite a los pasajeros utilizar su tarjeta de pago sin contacto o su smartphone (con tarjeta EMV virtualizada) como billete sin necesidad de comprar billetes y pases de papel/digital. El viajero sólo tiene que acercar la tarjeta o el smartphone con tecnología NFC a los tornos para acceder y pagar. Así, los pasajeros ya no tienen que comprar un billete por adelantado para acceder al transporte, sino que la tarjeta actúa como medio de pago y como billete/abono. 

La implantación de esta nueva tecnología en el transporte público tiene como objetivo maximizar los ingresos, generar un aumento del número de viajeros al hacer que el pago de las tarifas sea sencillo y cómodo, e introducir una herramienta interoperable para los viajeros, que ya no tendrán que preocuparse de comprar billetes en varias empresas de transporte de todo el mundo. 

Los terminales desatendidos instalados en las estaciones y los torniquetes proporcionan seguridad, rapidez en las transacciones y la máxima comodidad al reducir el coste de emisión y gestión de las tarjetas, así como el consumo de papel y plástico.  

PAX ofrece una amplia gama de terminales desatendidos con certificación PCI para ayudar a las empresas de transporte público a adoptar estos nuevos métodos de acceso, rápidos y sencillos, que mejoran la experiencia de viaje, garantizan la máxima seguridad y contribuyen a que los viajes sean más inteligentes y eficientes. 

Las instalaciones de estos dispositivos de pago en los tornos o validadoras se basan en el concepto de pago offline diferido, en el que una transacción se procesa en el punto de venta y se envía al autorizador a posterior. El TPV alberga una lista negra y una lista blanca a bordo y el back-end se guía por lógicas de reintentos de recuperación de débitos para minimizar el fraude. 

Además, a través de la gama portátil Android es posible realizar las tareas de inspección mediante la lectura de la tarjeta de crédito/débito con total seguridad. Los SmartPOS de PAX son ideales para comprobar y validar los billetes reduciendo la perdida de tarifas. Mediante aplicaciones específicas instaladas en el SmartPOS se pueden recuperar los datos de la tarjeta sin contacto para comprobar el paso real en el torno o validar los billetes de papel y digitales. 

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar